Luis Suarez
El tridente actual del Barça es inmejorable - pero el Juve puede plantar cara a los catalanes, segun los leyendes.Getty

El fútbol europeo de élite cierra, el próximo sábado, el telón de la temporada con el partido de más lustre. Se enfrentan Barcelona y Juventus. Como si del yin y el yang se tratase, dos estilos contrapuestos, el ataque demoledor y la defensa férrea, el jogo bonito contra el pragmatismo clásico de la escuadra bianconeri.

El club culé acude a la cita con números de apisonadora, con un tridente de ataque capaz de hacer un destrozo en la zaga más sólida. Pero a nadie se le ocurre bromear con una "Vechia Signora", y menos si ésta tiene las uñas afiladas y está acostumbrada a zafarse, incluso con contundencia, de quien ose apartarle de su objetivo.

El conjunto catalán es claro favorito pero "cuidado", advierte a IBTImes UK Andoni Goikoetxea, uno de los héroes de Wembley, estadio londinense en el que el Barcelona sumó su primera Champions en 1992. "Goiko", que jugó casi una hora en aquella final ante la Sampdoria (1-0, gol de Ronald Koeman), no quiere establecer paralelismos, pese a que entonces el rival también fue italiano.

"El fútbol ha cambiado. El tiempo ha hecho que pierda retales de lo que fue el minuto a minuto de aquella noche, pero recuerdo que teníamos mucha presión, el club había disputado dos finales anteriormente y no consiguió el objetivo. Necesitábamos ganar una Copa de Europa. Recuerdo que nos alejamos de Londres los días previos a la final y que la espera se hizo muy larga. Con el tiempo, lo ves con más perspectiva y valoras más lo conseguido. Fue impresionante, el escenario, el viejo Wembley, la gran cantidad de gente desplazada... todo".

El futbolista navarro, cuyas galopadas y centros marcaron una época en el fútbol español, advierte que "el Barça debe ser consciente de que es una final y que a veces los favoritismos son traicioneros, dos años después de nuestro triunfo en Wembley, volvimos a alcanzar el partido definitivo, esta vez contra el Milán de Capello. A priori, éramos superiores y...nos hicieron cuatro".

Por momentos, Goikoetxea habla del club culé en primera persona, denotando sentimiento blaugrana por los cuatro costados. "Estamos en un momento excelso. Yo he jugado junto a grandes atacantes como Hristo Stoichkov, Michael Laudrup o Romario y, sinceramente, no he visto nada como el tridente actual del Barcelona. No hay cómo pararlos.

"Pero en concreto, quiero referirme a Messi. Es el mejor futbolista del Mundo y creo que de la historia. Yo he visto a Maradona, y creo que el actual 10 del Barcelona está por encima porque consigue hacerlo cada semana. Creo que podría ser capaz de seguir jugando al fútbol con 40 años porque lo tiene todo, no es solo el desborde, el regate o el gol. Es la visión de juego, la inteligencia sobre el césped, su capacidad para descolgarse cuando lo marcan al hombre y así generar espacios, eso no va a desaparecer con el tiempo".

En el Mundial de 1994, "Goiko" tuvo un protagonismo capital. Suyo fue un golazo contra la potente Alemania, aunque aquel torneo acabó en llanto, con la eliminación de Italia y un codazo de Tassotti al actual entrenador del Barcelona.

"A Luis Enrique siempre le vi algo diferente, ese carácter ganador que marca la diferencia. Es evidente que tiene unos futbolistas enormes, pero la variedad de estilos mostrada por el Barcelona esta temporada, a veces con pases largos, otros con pases cortos y posesión, adaptándose a rivales y circunstancias, al margen de la preparación física y la estrategia, convierten a Luis Enrique en uno de los principales artífices de este triunfo".

Luis Enrique
Luis Enrique ha creado una peña tacticamente imprevisible, segun los expertos.

De ícono a ícono del fútbol español. Gaizka Mendieta, leyenda del Valencia, Barcelona, Lazio y Middlesborough, explica el fútbol como pocos, y por eso Sky Sports contó con sus servicios. Es uno de los pocos jugadores que han sido capaces de despuntar en Calcio, Premier League y Primera División, y con la misma facilidad que perforaba porterías rivales, desmenuza al Barcelona desde su residencia en Londres.

No tiene inconveniente en colocarle la vitola de favorito. "Es que son los máximos candidatos a ganar, si analizamos los últimos meses. Siempre partiendo de la base de que ambos clubes están acostumbrados a jugar este tipo de partidos. Y añadiendo que, además de defender muy bien, la Juventus tiene argumentos ofensivos para poder plantar cara al conjunto de Luis Enrique. Ahora bien, si tapas a Álvaro Morata y a Carlos Tévez, tienes gran parte del trabajo hecho. Sin embargo, cuando hablamos del Barcelona, no solo basta con parar a Neymar, Luis Suárez o Messi.

"El club blaugrana es un equipo muy imprevisible y eso dice mucho de la labor de Luis Enrique. Hay un Barcelona de principio de temporada sin Luis Suárez. Hay un Barcelona antes de Anoeta. Y hay un Barcelona post Anoeta. Tácticamente, es un equipo que ofrece una variedad importante. Físicamente, el equipo está a tope. En el balón parado, tanto en defensa como en ataque, es uno de los mejores conjuntos. Y sí, claro, el talante de Luis Enrique ha ayudado además de sus virtudes de pizarra. Tiene mérito y es destacable esa cualidad de tener un plan, unas ideas, y modificarlas por el bien del equipo.

"Tras sentar a Messi y caer en Anoeta, el Barcelona ha cambiado su estilo, es muy evidente. Hubo una serie de reuniones de puertas adentro y Luis Enrique tuvo capacidad de reaccionar y modificar su ideario. De esta forma, el '10' ha cobrado más importancia si cabe, y el resultado ya lo hemos visto. Los tres de arriba han pulverizado registros. Esa capacidad de gestión grupal y de liderazgo ha sido evidente también en la portería, en la que cohabitan dos porteros con tanto dominio con el pie que son capaces de desmoralizar a aquellos que se atrevan a presionar muy arriba".

De la portería nos habla Pedro Mari Artola. Hasta esta temporada, el portero con mejores números de la historia del Barcelona. Sólo Claudio Bravo ha sido capaz de arrebatarle el récord de imbatibilidad liguera en el club culé en el principio de temporada. Artola, que estuvo 10 temporadas en el club, valora el juego de pies de Bravo y Ter Stegen, pero "siempre digo que de un portero, lo que más me importa es que pare.

"Y tanto Claudio Bravo como Ter Stegen paran, y mucho. Esa lucha que mantienen entre ellos ha mejorado a ambos metas y han garantizado al Barcelona un nivel muy alto bajo palos desde agosto a junio. Ter Stegen es una garantía en la final, y Bravo lo hubiese sido también. Ambos están insatisfechos, lo quieren jugar todos, son dos competidores natos".

El sábado también se va a vivir un precioso duelo porque enfrente aguarda Gianluigi Buffon. "En mi opinión, uno de los mejores porteros en las últimas dos décadas. Y quizás sea una de las últimas veces que lo veamos, porque la edad no perdona y bastante mérito tiene de seguir, a sus 37 años". Final de contrastes también bajo palos. El Olímpico de Berlín dictará sentencia.

Oier Fano es un periodista deportivo de IBTimes UK, especializado en La Liga y La Champions. Contacta con él vía Twitter @oierfano.