Gaya
Jose Luis Gaya, uno de las joyas en la corona del equipo de Peter Lim.Getty

Al Chelsea le ha salido un imitador en España. El equipo del Oeste de Londres es el paradigma del fútbol moderno desde 2003, año en que Roman Abramovich adquirió el club, convirtiéndolo en una potencia continental a base de talonario. El dinero no compra títulos, pero con rigor y una idea futbolística coherente, acerca a los trofeos.

En Valencia asienten, convencidos de que esta fórmula les va a llevar a lo más alto del fútbol europeo. Saben que se les ha aparecido la virgen. El club acumulaba al cierre de la anterior campaña, una deuda de 230 millones de euros. La obra de su nuevo estadio quedó paralizada por la crisis financiera en España. Ahora, luce en la ciudad levantina como un mastodonte de cemento inacabado, sin duda una metáfora de los desmanes que ha vivido el país.

Las constantes vitales del Valencia no invitaban al optimismo y la afición vivía los peores momentos de su historia, en un clima de decepción y crispación. Hasta que apareció Peter Lim, quien intentó, sin éxito, comprar el Liverpool en 2010. Paradójicamente, posee una cadena de bares en Asia con el Manchester United como protagonista. No es exactamente lo que entendemos por "one-club man".

Nacido hace 60 años en Singapur, la trayectoria de Lim es asombrosa. Hijo de pescadores, Lim emigró a Australia en edad de estudiante. Se costeó su grado de finanzas trabajando como cocinero, camarero y taxista y pegó el pelotazo en la Bolsa de Indonesia. El dueño del Valencia acumula una fortuna de 1.500 millones de euros y grandes inversiones deportivas. Por ejemplo, es dueño del 35% de la escudería McLaren de Fernando Alonso y Jenson Button.

Apodado como "el rey de las comisiones" - Remisier King en inglés - Lim ventiló de un plumazo la galopante deuda del club el pasado verano. Pero no se conformó con sanear sino que cambió por completo la decoración del equipo. Desde su llegada, se han invertido más de 100 millones en fichajes, cambiando la inercia del conjunto levantino. De equipo acostumbrado a vender - Mata, Silva, Mendieta, Villa - a actor principal en el mercado de fichajes - Mustafi, Enzo Pérez, Negredo u Otamendi.

El Valencia es hoy cuarto en La Liga, a solo seis puntos del Real Madrid, segundo. El primer puesto parece un objetivo complicado esta temporada. Pero no en las siguientes. En Valencia sueñan con levantar la Champions League que se les escapó, dos veces consecutivas, en 2000 y 2001.

En la directiva del club valenciano destaca la figura de Juan Cruz Sol, antiguo ojeador del Chelsea en España y delegado del equipo español en las finales continentales. El ex futbolista del Real Madrid no niega el paralelismo con el club londinense que tan bien conoce y así lo explica para IBTimes UK.

"La llegada de Peter Lim ha traído consigo ilusión y ambición. Se palpa entre nuestros socios, entre los directivos y entre los propios futbolistas. El proyecto invita a soñar en noches de gloria porque, al igual que ocurrió con el Chelsea tras la llegada de Abramovich, se está invirtiendo mucho dinero, sí, pero con cabeza. Anteponiendo una idea futbolística a nombres propios".

El otrora hombre fuerte del Chelsea en España se deshace en elogios hacia las figuras de Lim y Amadeo Salvo, a quienes considera padres del proyecto. "Nuestro éxito se basa en un trabajo sesudo con la cantera y un gran escrutinio del mercado," afirma Cruz Sol. "Ambos han coincidido en el tiempo".

Los resultados avalan su tesis. Canteranos como Gayá o Paco Alcácer están llamando la atención del fútbol europeo, y las incorporaciones están creciendo y, a su vez, haciendo crecer al equipo. "Se ha fichado un perfil de futbolista con hambre, de gran calidad pero que responde a una necesidad del equipo. En ese sentido, es oportuna la comparación con aquel Chelsea de Mourinho en al que se incorporaron jugadores en fase de crecimiento como Drogba, Robben o Duff".

Juan Mata
El equipo acostumbrado a vender estrellas como Juan Mata se ha vuelto un actor principal en el mercado de fichajesGetty Images

'No nos sentimos presionados por Lim - nos da tranquilidad.'

Cruz Sol cree que el Valencia está inmerso en el principio de una larga y prometedora travesía. "Tenemos incluso pequeñas opciones de ganar la Liga este mismo año, aunque sabemos con quién nos jugamos los cuartos y nuestra prioridad es volver a la Champions. La realidad y la experiencia nos dice que, en el fútbol moderno, es difícil subsistir en la élite sin un magnate, pero no solo basta con eso.

"Peter Lim ha aportado una dosis de ambición enorme al club, grandes recursos y buenas decisiones. Tenemos un entrenador, Nuno Espíritu Santo, que trabaja con tranquilidad. Los directivos también disfrutamos del ambiente de trabajo. No nos sentimos presionados por Lim, que nos da tranquilidad".

El próximo verano, el Valencia promete seguir con la inercia compradora. Lim es íntimo amigo de Jorge Mendes, el representante más influyente del fútbol europeo, lo que también está ayudando en el resurgir del club y a minimizar riesgos. Aunque con semejante dispendio, siempre se está más cerca de tomar la decisión acertada. En ese sentido, el gasto efectuado por el Valencia en los últimos doce meses es mayor que el de Abramovich en 9 de sus 12 temporadas en el Chelsea. Palabras mayores.

El club sabe que su clasificación para Champions League va a atraer la atención de futbolistas de élite. Y sabe, también, que los colosos de Europa van a intentar arrebatarles sus mejores jugadores - a Gayá lo sigue de cerca el Real Madrid y Otamendi es seguido por el Manchester United entre otros clubes de la Premier.

Una Premier League que Juan Cruz Sol bien conoce. "Ligas como la alemana y la española le están comiendo terreno. Al Chelsea le sigo con atención por los vínculos personales que me unen a él. Están siendo claramente el mejor equipo de la Premier, lo que pasa es que la eliminación ante el PSG ha emborronado un poco la temporada. Pero es que la Champions es tan caprichosa".

Lo dice quien fue delegado del club en aquellas dos finales de 2000 y 2001 en el que al Valencia se le escapó la orejona en el partido final. Pero si el proyecto de Peter Lim sigue contando con tantos recursos, no tendrán que esperar demasiado para la revancha.

Oier Fano es un periodista deportivo de IBTimes UK, especializado en La Liga y La Champions. Contacta con él vía Twitter @oierfano.