Xabi Alonso
Xabi Alonso se ha reinventado en el Bayern de Munich.Reuters

En sus primeros años como actor, John Travolta siempre estuvo encasillado en el papel de joven conquistador. Mientras el físico se lo permitió, reventó taquillas en películas como Grease o Fiebre del sábado noche... pero el tiempo no perdona.

Engordó, envejeció, y durante algunos años su carrera se estancó. Hasta que un genio que responde al nombre de Quentin Tarantino le dijo algo parecido a "tío, tienes mucho talento. Pero o te adaptas o estás muerto". Travolta aceptó el reto encarnando a Vincent Vega en la mítica Pulp Fiction, y así asistimos al renacimiento de un artista que hoy sigue en la cima, alejado ya de su encasillamiento.

A Xabi Alonso, gran amante del cine clásico como demostró en Liverpool cuando organizaba veladas entre sus compañeros de vestuario, le ocurre lo mismo. No es que el físico le haya abandonado -no ha tenido lesiones graves en su carrera y se nota-.

No ha bajado sus prestaciones tampoco -es un show verle mandar en el centro haciendo tremendamente fácil lo complicado-. Pero Pep Guardiola ha reinventado su papel en el Bayern Munich y, lo mejor para quienes admiramos al tolosarra: Es posible que vaya a prolongar su carrera. Porque el catalán le ha convertido en central. Como lo oyen. Y de momento, la locura va adquiriendo tintes de genialidad.

Todo empezó ante el Bayern Leverkusen. El ex técnico del Barcelona no podía contar con Benatia, Boateng y Javi Martínez y sabía que el equipo rival iba a presionar muy arriba. ¿Solución? Sugerir al señor de la batuta que bajase al área y dirigir la orquesta desde el área propia. traspasando líneas con el fusil de alta precisión que tiene por pierna derecha.

Algo difícil incluso en los videojuegos y que, por talento innato, él lo convierte en un juego de niños. "Teníamos bajas y Guardiola me pidió que ocupara dos posiciones a la vez, defensa central cuando no teníamos el balón y una posición más adelantada con la posesión. Me encontré bien, sabía que jugábamos ante un buen equipo pero les metimos 3 y pudimos hacer más goles.

Sabemos que vamos a afrontar partidos con circunstancias parecidas pero yo ya estoy preparado si el míster estima que debo jugar ahí de nuevo" afirmó Alonso que, como en otras ocasiones, fue el motor del Ferrari, o del BMW mejor dicho, por aquello de respetar nacionalidades.

Xabi Alonso
Xabi Alonso fue considerado uno de los mejores centrocampistas del mundo durante su época en el Real Madrid.Reuters

"Lo de Xabi Alonso fue una locura" afirmó Guardiola al término del encuentro. Locura que se volvió a apreciar en el inicio del partido del pasado sábado entre el Bayern y el Augsburgo. El periodista radiofónico Bruno Alemany lo explicó mejor que nadie en twitter. "Los delanteros buscaban el espacio entre el lateral y el central bávaros... y el tolosarra..." solucionaba, como el tarantiniano Señor Lobo, el entuerto. Después, pasó al centro del campo y lidero a su equipo hacia la victoria.

Para analizar esta nueva demarcación -que permite intuir lo que hará Guardiola cuando la Champions League esté bien avanzada y se encuentre equipos que traten de poner nervioso al Bayern en la salida de balón-, hablamos con Mikel Alonso, hermano del campeón del mundo y antiguo futbolista de Bolton Wanderers, Charlton Athletic o Real Sociedad entre otros.

Mikel, que atendió a IBTimes UK, siempre ha destacado la astucia y competitividad de su hermano mediano, y por eso no está sorprendido. "Es muy inteligente y tiene muy buen desplazamiento. Ve el fútbol a la perfección. Es cierto que de espaldas juega más incómodo pero de cara y con ese golpeo en largo se siente muy a gusto.

"Esa rapidez de pensamiento y esa lectura le otorgan una gran salida de balón. ¿Le veremos de ahora en adelante de central? Yo creo que será algo ocasional. Su puesto es el de pivote organizador, que es donde ha jugado siempre y donde tiene ocasión de liderar a su equipo, participar, tener más influencia y dar velocidad al juego, equilibrio al equipo y dominio de la parcela ancha".

Mikel, ahora mismo enrolado en las filas del histórico Real Unión de Irun, desvela las condiciones que se deben dar en los próximos meses para que volvamos a ver el experimento, genialidad o locura, al gusto del lector. "Dependerá de las características del rival, que en el caso del Bayern Leverkusen hacía una presión muy asfixiante arriba. Tener alguien como Xabi que saque el balón desde la primera línea te da más oportunidades de no caer en las trampas que los rivales buscan provocar en el Bayern Munich con su presión. Pero yo a Xabi lo veo en el medio campo, sin duda".

Y seguramente no le falte razón. Xabi Alonso, viejo rockero, sigue dando mucha guerra en el centro del campo pero tiene un reto en mente. Igualar a Clarence Seedorf y ganar la Champions League tres veces con tres equipos diferentes. Y como decía Darwin, o como Tarantino le dijo a Travolta, adaptarse o morir. Esta nueva ubicación de Xabi puede ser clave a lo largo de la temporada, cuando la cuesta se empine y los detalles separen al ganador del resto.