David Moyes
Getty

La verdadera aventura de David Moyes en la liga española acaba de empezar. El técnico escocés aterrizó en San Sebastián el pasado noviembre y fue claro al señalar su objetivo: nadar y guardar la ropa, salvar la categoría y empezar a diseñar una plantilla que regrese a Europa.

La primera parte del plan la cumplió con buena nota, demostrando su calidad como manager y ahora mismo se encuentra inmerso en la segunda. No es una tarea sencilla porque el viento no sopla a favor.

Analizamos el verano de David Moyes en 4 apartados.

1. David Moyes contra el mercado. Show me the money. Cuando el escocés llegó a la Real Sociedad, le sedujo la idea que su máximo valedor, el presidente Jokin Aperribay, le puso sobre la mesa. "Regresar a lo más alto y optimizar los recursos del club: cantera y bonanza económica". El ex técnico de Everton y Manchester United pidió máximos poderes y solicitó refuerzos en invierno porque lo que le vio al llegar no le gustó nada.

Quería calidad en la media punta, velocidad en la delantera, pulmones y músculo en la medular y un par de buenos centrales. Sin embargo, Moyes empezó a conocer la realidad de la Real Sociedad, al comprobar que el club no consiguió cerrar ninguna contratación y que descartó las que pudo concretar - por ejemplo, la de Etienne Capoué, descartado al considerar el millón de euros que se pedía una cifra elevada.

El británico sabe que como ocurre en la Fórmula 1, el mejor de los pilotos necesita un coche de garantías. Sin potencia, motor ni fiabilidad no hay campeonato del Mundo. Sin futbolistas determinantes, el entrenador no puede colocar a su equipo en la zona alta.

Pero la Real Sociedad no es el Barcelona o el Real Madrid. Y no puede fichar lo que quiere, sino lo que puede. En lugar de pescar con anzuelo, la Real está utilizando la red de arrastre.

Es por eso que el club donostiarra está tocando todas las puertas posibles, para ver si alguna se abre. La prioridad en este verano era Danny Ings. El club era optimista, pero la realidad ha conspirado contra su estado de ánimo, ya que salvo sorpresa, el ex del Burnley fichará por Liverpool o Tottenham. El club ha sondeado, además, a Joel Campbell, Dennis Praet o Adnan Januzaj, que pasó por Marbella la semana pasada. En palabras a IBTimes UK, Jokin Aperribay no negó una posible negociación, pero sí la presencia de Moyes en Andalucía. "Ni ha estado ni está negociando por Adnan Januzaj".

Danny Ings
El problema adicional es que la Premier es la liga más cara del planeta, y la Real busca, sobre todo, en este mercado.AFP

¿Va a presentar la Real Sociedad algún futbolista en el próximo mes? Si no cambia la mentalidad del club, será complicado. La realidad en el fútbol es que si vas a por jugadores de calidad sin la intención de gastar mucho dinero, ocurre lo que aconteció el pasado invierno. Es decir, nada. Salvo que tu director deportivo se llame Monchi. Pero Lorenzo Juarros está en las antípodas de su homólogo del Sevilla.

El problema adicional es que la Premier es la liga más cara del planeta, y la Real busca, sobre todo, en este mercado. Además, en la rueda de prensa ofrecida ayer por Aperribay, se dejó entrever que Moyes desea la renovación del decepcionante centrocampista Gorka Elustondo.Una decisión que pone al escocés contra las cuerdas, pese a que hasta ahora contaba con el crédito de la mayor parte de la grada.

2. Moyes contra la monotonía. Nuevo sistema de juego. David Moyes no quiere - lo ha dejado claro en numerosas entrevistas - convertir a la Real en un equipo previsible. Pretende contar con varios sistemas para adaptarse a varias circunstancias y sorprender a sus rivales - motivo por el que anunció que despediría al topo del club que filtra los onces iniciales a determinados periódicos.

En los últimos meses, ha visto vídeos de la Real Sociedad que cautivó a Europa con Griezmann, Illarramendi, Vela, Bravo y un sistema 1-4-3-3 y su idea es que, al menos en Anoeta, el equipo vuelva a la idea original. Pero para trabajar nuevas ideas necesita futbolistas y ahora mismo, le faltan varias piezas para completar el puzzle. En ese sentido, la lógica invita a pensar en que el 1-4-1-4-1 aparecerá cuando la Real necesite enfrentarse a rivales más potentes y que el 1-4-3-3 será utilizado para mejorar los guarismos ante equipos de la zona baja de la tabla.

3. Moyes contra la maquinaria mediática. David Moyes tiene un hándicap en su aventura en la Liga. La prensa. Desde que aterrizó en San Sebastián, ha recibido críticas de un sinfín de medios. Y es curioso, porque el anterior entrenador del club, Jagoba Arrasate, era alabado incluso marchando en la decimonovena posición -la Real tiene el octavo presupuesto de la liga.

A Moyes le han criticado por ser demasiado defensivo - sin importar que su equipo mejorara precisamente al empezar a dejar la puerta a cero. Se le ha criticado su estilo de vida - vive en un Hotel de 5 estrellas. Se le ha criticado que no dé las convocatorias y no dé pistas a la prensa de las alineaciones - costumbre típica del fútbol inglés-, etc. La condescendencia aplicada a entrenadores locales no se estila con técnicos foráneos en San Sebastián - algo que bien sabe John B. Toshack, que tuvo que soportar un bombardeo mediático en su primera época en la Real. Después, ganó una Copa del Rey y los críticos enterraron el hacha de guerra. Curiosamente, la mayoría de los aficionados adora a Moyes y valora a la metamorfosis del equipo desde su llegada. Aunque las últimas decisiones del club le colocan contra la espada y la pared.

4. Moyes contra la tentación de la Premier. Desde que llegara a San Sebastián, los rumores sobre una marcha prematura del escocés a la Premier League han sido constantes. En parte, porque equipos como Newcastle, Sunderland o West Ham se han interesado por él. Las constantes filtraciones desde la Real, que han permitido conocer la disparidad de criterios entre el entrenador y los mecanismos del club vasco, han alimentado las dudas. Pero Moyes ha repetido por activa, pasiva y perifrástica que sigue.

Sólo hay una opción de que el ex del Everton deje su actual club. Que la Real Sociedad sea incapaz de reforzar el equipo en la medida en que Moyes considera necesario para regresar a lo alto de la tabla. O que el club esté tomando decisiones - como las renovaciones de Elustondo o del director deportivo Loren - contra su voluntad.

Oier Fano es un periodista deportivo de IBTimes UK, especializado en La Liga y La Champions. Contacta con él vía Twitter @oierfano.